via-lactea

Se accede a la información de los Registro Akáshicos mediante preguntas. Son las preguntas concretas las que dan apertura a la información del Registro, así como delimitan la porción de información de ese campo infinito. A través de la preguntas vamos específicamente a un área determinada que nos interesa en ese momento.

Aquí, algunas recomendaciones para hacer preguntas efectivas.

Nadie mas que tú sabe qué situaciones presentes, pasadas o futuras te inquietan, o en las que buscas claridad. Aquéllo que te preguntas, de lo que buscas respuestas. No importa cuán tan trivial o trascendente “parezca”. Basta con que para ti sea lo suficientemente importante como para preguntártelo. Si te importa, entonces es importante.

A tu Registro Akáshico le puedes preguntar lo que tú quieras. No hay algo que no se le pueda preguntar. Las limitaciones en cuanto a “qué preguntar” tienen que ver con el lector, ya que hay lectores que no permiten algunos tipos de preguntas.

Las preguntas apuntan a que tú mismo mediante tu apertura ingreses a este campo que contiene información que es el Registro Akáshico. Para hacer una analogía, puede ser como “googlear”. En google ingresas palabras clave relacionadas con los temas que quieres indagar. Ese es el primer paso. En google uno internamente se hace la pregunta, pero sólo ingresa la palabra clave. Asimismo en el Registro Akáshico preguntas acerca de lo que quieres indagar. Aquí sí “escribes la pregunta”. De esta manera puedes ir construyendo tus preguntas.

Algunas áreas de la vida sugeridas para desarrollar preguntas son:

  • Circunstancias de tu vida actual
  • Vínculos con compañeros, amigos y familia
  • Repetición de situaciones, patrones y conductas
  • Sueños recurrentes
  • Experiencias que te llamaron la atención
  • Crecimiento o camino espiritual

1. Preguntas cerradas

Las preguntas cerradas, dan respuestas cerradas: “Si”, “no” o alguna otra dentro de un conjunto de opciones expresamente planteadas. Los Registros Akáshicos no siempre se explayan en esas preguntas. Las preguntas cerradas pueden ser una guía útil para situaciones específicas.

2. Preguntas con Por qué

Te van aclarar la situación que engendró ésta por la que estás preguntando. En general las preguntas con “por qué” alivian al ego, ayudan a entender, pero no traen soluciones. Pueden ser útiles para entender la trama dentro de la cual está la situación.

3. Preguntas con Para qué

Cada situación, persona o hecho en tu vida tiene un propósito. Mayormente no vemos ese propósito enseguida, y a veces no lo vemos nunca. El preguntar para qué o cuál es el propósito puede ayudarnos a tener una visión más global, a percibirla dentro de un contexto mayor.

“La herida es el lugar por donde entra la luz”
Rumi

4. Preguntas con Cómo

Uno puede preguntar al Registro Akáshico cómo resolver/sanar/transformar/soltar/aceptar determinadas:

  • situaciones;
  • creencias (una definición formada o adquirida sobre alguien o algo)
  • patrones (creencias internalizadas en uno que actúan en “automático”);
  • reacciones (aquellas acciones/pensamientos/sentimientos que escapan a nuestro control que no podemos evitar realizar ante un evento);
  • sentimientos (desprecio, envidia, tristeza, excesiva preocupación, etc)

que causan sufrimiento.

Los Registros Akáshicos siempre dan sugerencias, nunca obligan.

5. Preguntas con Cuál/Cuáles

Es otro tipo de pregunta abierta que puede dar una lista de eso que se pregunta. Algunos ejemplos:

¿Cuáles son las opciones (referido a un tema) que los registros me sugieren contemplar/descartar/incluir?

¿Cuáles son las motivaciones conscientes e inconscientes por las que deseo tal cosa?

6. Otras preguntas para profundizar

Cuando uno no entiende lo que el Registro Akáshico expresa o no está seguro de estar interpretando correctamente, uno puede reformular las preguntas.

Por otro lado, en casos en los que no hay mucha claridad, o aún mejor, cuando parece estar todo claro, pero la situación sigue siendo perturbadora, uno puede preguntar

¿Qué no estoy viendo de todo esto/de tal situación?

Hay veces que por la propia resistencia uno no llega a esclarecer lo que necesita. En esos casos uno preguntar cosas como:

¿Qué cosas/situaciones estoy negando y me resisto a ver/escuchar de todo esto?

¿Cuáles son los patrones, creencias o juicios que me están impidiendo comprender la respuesta?

O más en general:

¿Qué me está impidiendo comprender la respuesta/ver con claridad esta situación?

Las resistencias egoicas pueden ser verdaderas murallas a la comprensión con el corazón, que es el verdadero cerebro, el que permite soltar la emoción, dejar atrás el dolor. El intelecto no alcanza para estos menesteres, quien haya trabajado mucho tiempo en terapias sicológicas tradicionales, sabe que es así.

“Si pudieses liberarte por una vez de tí mismo, el secreto de los secretos se abriría a ti. El rostro de lo desconocido oculto más alla del universo aparecería en el espejo de tu percepción”
Rumi

7. Preguntas sobre el Futuro

De acuerdo a mi experiencia sobre este particular, los futuros que suelen responder los Registros Akáshicos tienen relación directa con el estado de conciencia del consultante en el presente. Por lo tanto, en numerosos casos se verifica que lo que sucede es exacto tal y como lo respondieron los Registros y a veces sufre modificaciones. Esos cambios se deben a cambios internos que el consultante realiza. En las preguntas sobre futuro, los Registros suelen incluso mostrar cómo hay varios futuros posibles en función de decisiones también futuras. Por ello ante un cambio en el estado de consciencia el futuro se modifica.

Mas allá de disfrutar efímeramente de la comprobación de la respuesta de los Registros, el pretender conocer acontecimientos futuros puede condicionar al consultante a creer que no hay algo mejor para él.

Mi invitación como lectora es a que navegues en tu Registro Akáshico para generar un mejor presente para que el futuro llegue en su mejor versión.

el-presente-buda

8. Recomendaciones para las lecturas con límite a la cantidad de preguntas

En el caso de las lecturas con un límite de preguntas, conviene afinar el lápiz y ser muy agudo y preciso en la pregunta, para esclarecer en esa respuesta lo más posible. También conviene traer algunas preguntas extras, dado que a veces los Registros dan una respuesta para varias preguntas (aunque no las hayas preguntado)

En la formulación de tus preguntas (que se sugiere prepararlas antes tal como indico en el link Lectura de Registros Akáshicos) te van a ir ordenando a vos mismo, es un trabajo de introspección que nadie más que vos puede empezar.

Después de todo esto, confía en tu sabiduría interior que te llevará a esclarecer lo que sea necesario en este momento, para ser la mejor versión de vos mismo, en la medida que lo vayas permitiendo.

Mas allá de eso, una vez hecho tu trabajo con tus preguntas, en la lectura podemos profundizar y optimizar lo que haga falta, desde tus registros.