Nuestro cuerpo físico es sólo la parte visible y densa de nuestro cuerpo energético en su conjunto. Lo que se suele conocer como “aura”, el campo energético que rodea al físico, lejos de estar separado, funciona como un todo integrado.

aura1

Nuestras emociones y pensamientos repercuten directamente sobre nuestro cuerpo físico-energético. Así, un recuerdo triste nos produce una opresión en el pecho, la antesala a una situación estresante nos “cierra” la boca del estómago, la angustia oprime la garganta, y la emoción por encontrarnos con alguien por quien sentimos atracción nos produce “mariposas en el estómago”. Emociones, recuerdos, pensamientos interactúan multidimensionalmente y sus alcances aún no son completamente comprendidos por nuestros paradigmas de estudio convencionales. Sin embargo son un hecho. Para algunos, un hecho inexplicable. Para otros, la lógica del Universo hológrafico (en cada parte se halla el todo).

auras comparadas

Campos etéricos o pránicos. Izquierda: antes de la armonización; derecha: después de la armonización.

La técnica de armonización bioenergética y transpersonal utiliza como base de su teoría esta interacción, que produce en estados de baja vibración, síntomas perjudiciales para nuestra salud psíquica, emocional y más tarde física.

En qué consiste

La Terapia Bioenergética trabaja mediante frecuencias vibratorias específicas que van liberando de energías intrusas del campo áurico, y elevando emisiones vibratorias bajas propias de la persona que consulta. De esta manera se van desbloqueando y alineando chakras principales, secundarios mejorando el funcionamiento del cuerpo físico. Utilizamos como apoyo la radiónica, para acelerar y focalizar el proceso. El consultante tiene una participación activa en la sesión. La mejoría es inmediata y notoria.

Máquina Radiónica

Máquina Radiónica

 

Síntomas tratables con esta técnica

Cualquier síntoma físico o emocional§: Cansancio, pesadez, dolores físicos, migrañas, ansiedad, tristeza, angustia, estrés, insomnio, taquicardia.

Cualquier síntoma “extraño”: Sensación de “presencias”, pesadillas constantes, ruidos llamativos en las habitaciones.

Es una técnica que permite armonizar el campo energético de esos parásitos energéticos, previniendo, según el caso, futuras enfermedades.

Tratamiento presencial y a distancia

La mayor parte de la técnica es aplicable a distancia. Un dolor de cabeza repentino, o un cansancio inexplicable son liberados a distancia. Dado que se trabaja sobre la causa, el bienestar se siente enseguida.

Cuando los síntomas son físicos (pesadez en las piernas, contracturas, migrañas, dolores físicos) y crónicos, sin llegar a enfermedad, pueden aliviarse a distancia pero su eficacia es mayor en presencia (ya que permite la realización de determinados ejercicios).

En cualquier caso de enfermedad, es un buen acompañamiento para los tratamientos médicos tradicionales.

Las causas de los malestares

Muy habitualmente, es recomendado al consultante realizar determinados cambios en los hábitos que están atrayendo nuevamente los malestares. Vale recalcar, que en muchos de esos casos, si no hay un cambio consciente de los hábitos, los malestares pueden repetirse, dado que como explico más abajo, uno mismo genera esas vibraciones.

Algunos hábitos nocivos que podemos citar son:

  • crítica constante a otros y/o a uno mismo;
  • falta de autovaloración;
  • estado de ira constante;
  • alimentación deficiente y falta de energía vital;
  • fumar o tener cualquier tipo de adicción;
  • compañía de personas tóxicas (agresivas, depresivas, adictas o descalificadoras), o ser uno mismo una de esas personas.

parasitos 2

parasitos 1

La armonización ayuda a que uno vuelva al estado de equilibrio, pero si uno sigue apegado a hábitos nocivos, sin realizar un trabajo consciente de sanidad interior, ni ésta ni ninguna técnica pueden obrar milagros, pues la verdadera sanación esta dentro de cada uno.

Otras terapias, algunas citadas en este sitio, pueden ayudar a liberar esos patrones que nos encadenan mecánicamente a la repetición de conductas y sucesos.

Parásitos Energéticos

De acuerdo a nuestra vibración (pensamientos, recuerdos, sentimientos, emociones conscientes e inconscientes, visibles y solapados) atraemos por afinidad (lo igual atrae a lo igual) creaciones energéticas que se adhieren a nuestro campo energético y que se alimentan de esa vibración que estamos emitiendo. Somos al mismo tiempo creadores y alimento de estos parásitos energéticos.

La meditación y todos los caminos espirituales que conducen al Ser Humano al autoconocimiento, el desarrollo del amor compasivo, nos guían y ayudan a elevar aquellas vibraciones. Ahora bien, en el camino, hay fluctuaciones en el estado de ánimo, situaciones que aún nos sacan de nuestro eje. El aprendizaje es volver al eje conscientemente, y mientras tanto, las distintas técnicas energéticas son un gran apoyo.

Hay estudios que aseguran que tenemos (en promedio) 65 000 pensamientos a diario.

¿Cuántos de ellos son de amor y de compasión?

¿Cuántos de ellos de miedo, de ira, de preocupación, de rencor?

¿Cuántos de ellos de gratitud, de abundancia, de fe, de alegría?

¿Cuántos de ellos de sensación de injusticia, de lástima, de duda, de desconfianza?

Todo lo que existe en el universo tiene forma, color, olor, sonido. En resumen lo llamamos vibración. Luego, con cada pensamiento generamos una vibración.

Así, energías con diferentes “jerarquias” vibratorias se adhieren en nuestro campo energético, por afinidad a vibraciones similares. Se alimentan de lo que nosotros emitimos.

Aprender a distinguirlas implica aprender a conocerse, ejercitar la atención de nuestros pensamientos, sentimientos y emociones. No de reprimirlos, sino de transformarlos.

Las distintas terapias energéticas nos van ayudando a despejarnos de estas energías.

Terapia Transpersonal

Puede ser el caso también de sentir la sensación de presencias o ruidos extraños en alguno de los ambientes que frecuentamos. También se reportan sensaciones extrañas y perturbadoras en las horas de sueño.

Hay intromisiones energéticas intencionadas y no intencionadas, en el segundo caso podemos citar el conocido “mal de ojo”. La persona no tiene intención de hacer daño, sin embargo mediante su pensamiento negativo invade nuestro campo aúrico sin saber sobre este fenómeno si quiera. En otros casos, el perjuicio causado es completamente intencional.

Mediante la aplicación de vibraciones específicas, se logra contrarrestar y desactivar hasta desaparecer este tipo de perturbaciones.

La Sesión

La sesión dura alrededor de 45 minutos. Puede combinarse con otras técnicas citadas en este website.

Para solicitar una sesión click en el botón.

Solicitar sesión

 

firma iniciales

 

 

§ Esta técnica —así como todas de las mencionadas en este sitio— no pretende de ninguna manera reemplazar ni descartar el tratamiento médico o psicológico o psiquiátrico. Ante cualquier dolencia física o mental se debe recurrir al especialista matriculado correspondiente.

 

Las imágenes de parásitos energéticos fueron tomadas del Libro "Autodefensa Psíquica Práctica para el Hogar y el Trabajo" del Maestro Choa Kok Sui