Taller de Constelaciones

La manera más habitual de realizar Constelaciones es en taller. El taller es un ámbito terapéutico donde cada concurrente va en busca de sanación propia y del sistema al que pertenece. Cada uno de los asistentes es durante el taller, portavoz del propio sistema.

Constelaciónes (38)

Al asistir, uno tiene la opción de participar como representante en alguna de las constelaciones. Esto no es algo obligatorio, sin embargo es absolutamente sanador formar parte activa participando. Al participar somos elegidos como representantes no por simple casualidad. Sepamos a quien estamos representando o no (dado que las Constelaciones Cuánticas Integrales ofrecen la posibilidad de que nadie sepa cuál es el tema planteado, sólo el consultante y el constelador lo saben), estamos sanando ese personaje que también tiene lugar en nuestro sistema.

A continuación, encontrarás algunas preguntas de las más habituales para quien no ha asistido nunca a un taller. Haciendo click en la pregunta, se despliega la respuesta.

1. ¿Debo asistir con mi grupo familiar al taller?

No es necesario, y por otro lado, no es lo sugerido para un taller. A lo sumo puedes asistir con un acompañante que puede ser o no miembro de tu sistema. 

2. Si un tema no está relacionado con mi grupo familiar ¿Puedo constelarlo?

Absolutamente. Tú tan sólo planteas el tema que sea el conflicto por el cual asistes al taller, aquello que quieres mejorar, sanar, aceptar, comprender, desbloquear o transformar. No importa si para ti tiene o no relación con tu sistema familiar u otro sistema. También puedes plantear temas relacionados a tu ámbito laboral o institucional. 

3. ¿Cómo se desarrolla un Taller de Constelaciónes Cuánticas Integrales?

En un taller, se reúnen todas aquellas personas que quieran plantear un tema específico, es decir, Constelar; los que quieran participar y la Consteladora.

Antes de comenzar el taller realizamos una armonización de los campos energéticos. Previamente, durante la inscripción, se chequea persona por persona el estado energético y si fuere necesario se sugiere una armonización días previos al taller.

Al inicio realizamos la apertura del espacio medicinal para protección y sanación del campo.

Las personas asistentes habitualmente no se conocen entre sí, ni es necesario que tengan ningún tipo de conocimiento previo. La Consteladora pregunta quién desea constelar, y los que en ese momento deseen hacerlo, levantan la mano. Una de estas personas es elegida para constelar y decide si quiere comentar su tema en privado (a solas con el Constelador) o en público (ante todos los asistentes al taller). El Constelador recibe una breve explicación del consultante acerca del conflicto que quiere resolver. Con muy pocos datos (no se pide una larga explicación con detalles) el Constelador le dice al consultante que elija de entre el público, representantes para las personas o cosas que están relacionadas con su problemática. El consultante elige, y los sitúa a su criterio de acuerdo a la imagen que tenga de la situación.

El constelador interviene ordenando el sistema o utilizando frases, que llamamos frases sanadoras que van permitiendo desbloquear la situación. La constelación termina cuando hemos llegado a lo que llamamos una imagen de la solución, en la que los miembros del sistema han encontrado un equilibrio armónico, siempre de acuerdo a lo que se reciba desde los Registros Akáshicos

Durante la constelación, el consultante puede ver objetivamente lo que cada miembro del sistema involucrado siente y cómo vive esa situación particular. Se obtiene información clave para el diagnóstico y solución del problema. En muy poco tiempo se resuelven y desbloquean situaciones que a veces llevan años de terapia.

Al finalizar el taller, se chequea el estado energético de las personas, y si fuere necesario se realiza una armonización a distancia si quien asistió al taller lo solicita expresamente.

4. ¿Cuántos temas puedo constelar en un mismo taller?

Se puede constelar a lo sumo un tema. 

5. Una vez realizada la constelación sobre el tema que planteé ¿Es necesario que vuelva a plantear el mismo tema más adelante?

No es necesario volver a plantear el mismo tema.  

6. ¿Puedo presenciar un Taller de Constelaciones Cuánticas Integrales aunque no quiera plantear ningún caso propio?

Absolutamente sí, y es también muy recomendable. Al presenciar una constelación, la energía de nuestros sistemas también entra en movimiento. Aún no comprendiendo concientemente lo que se está desarrollando en el taller, nuestro inconsciente, y por ende el inconsciente familiar o sistémico está recibiendo información y está siendo sanado. Por ello la sola presencia es transformadora. Por supuesto que cuando uno plantea un caso propio, va ahí al meollo de la cuestión, resolviéndolo directamente .

7. ¿Cada cuánto tiempo puedo asistir a un taller y cada cuánto tiempo puedo constelar?

Se puede asistir a los talleres de Constelaciones Cuánticas Integrales tantas veces como uno quiera y con la frecuencia que uno desee. Sin embargo no se recomienda constelar (es decir plantear un tema) con un plazo inferior a un mes aproximadamente. Cada constelación sobre un sistema se puede comparar con una intervención quirúrgica energética del mismo. Por ello que es necesario dar cierto tiempo a que  se manifieste el reordenamiento realizado en la constelación.  Si bien los efectos de las Constelaciones Cuánticas Integrales suelen ser muy rápidos (ya que se constela conscientemente desde del Registro Akáshico), es necesario darle tiempo al sistema para que se reacomode.

8. ¿Cuántas veces es necesario concurrir?

Se concurre a la constelación o bien para plantear un tema o bien para participar únicamente. No es necesario tener continuidad. Sin embargo es altamente recomendable concurrir cada cierto tiempo, aunque sea a participar, pues aún participando el sistema va siendo sanado, ordenado amorosamente.

9. ¿Qué debo hacer o qué puedo esperar luego de haber constelado en el taller?

No hay nada que debas hacer luego de haber constelado. Se recomienda fuertemente no comentar tu constelación con nadie por un tiempo prolongado, para que el sistema fluya sin que le pongamos «mente». Los efectos de la constelación se manifestarán por sí solos.

En algunos casos, el movimiento de sanación es fuerte, porque uno actualiza su perspectiva del tema planteado, y esta transformación requiere cierto proceso. Así como en una desitoxicación física, a veces se tiene cierto malestar, es posible que después de cualquier terapia movilizante (no solo una constelación) uno necesite unos días para procesarlo. Si alguien tiene algún tipo de malestar sostenido, como dolor de cabeza, de estómago o algún síntoma no habitual, los Consteladores Cuánticos Integrales asistimos a distancia para aliviarlo. Lo que realizamos a distancia es una armonización del campo. En casos así, los asistentes del taller han reportado bienestar inmediato. La posibilidad de un malestar de esa índole sucede a lo sumo al día siguiente del taller.

La experiencia de participar de un Taller de Constelaciones Cuánticas Integrales es siempre asombrosa y transformadora. Inscríbete en el próximo taller,  las fechas están publicadas en la sección Eventos.

También puedes informarte sobre los Próximos Talleres de Constelaciones o inscribirte directamente haciendo click en el botón.